Personas sordas

Las personas que no pueden escuchar sonidos con claridad presentan dificultades para recibir en forma adecuada explicaciones acústicas sobre las obras artísticas de un museo, aunque no por ello tienen  dificultades en la percepción visual. Aun sin tener problemas de accesibilidad a la contemplación directa de las obras pictóricas o escultóricas, este colectivo necesita recursos didácticos no sonoros para apreciar la relevancia de dichas obras en su ambiente cultural.

 

La labor del Consorcio MUSACCES con las personas sordas va más allá de las meras explicaciones textuales con lenguaje de signos o recursos interactivos para descubrir las claves del Museo del Prado. A semejanza de lo que hace con otros colectivos de accesibilidad especial, el Consorcio pretende potenciar el acceso de las personas sordas al patrimonio del Museo mediante la multisensorialidad, como también su experiencia autónoma a partir de nuevos planteamientos museográficos enriquecidos con modernas aplicaciones tecnológicas. A su vez, el Consorcio intenta mejorar la experiencia del visitante con dificultades auditivas mediante audioguías como elemento de ayuda en la visita, y creando otros tipos de soportes interactivos que acompañen a las personas sordas durante sus recorridos por el Museo del Prado.

smiley hands

Logo de Musacces

Museología, accesibilidad e integración social

Logo de Musacces